Las políticas de reconocimiento de la población indígena y negra en América Latina en las últimas tres décadas se ven reflejadas en un incremento de su visibilidad estadística. Entre los años de 1980 y 2000, el número de países latinoamericanos que han incluido preguntas étnicas-raciales en sus censos nacionales se ha incrementado casi al doble.

Por ejemplo, para el caso de Brasil, desde los años 1940’s se utilizan categorías raciales para la medición de la población; pero no es sino hasta los años 1980’s que estos datos han sido utilizados para generar análisis sociales para explicar las brechas y desigualdades sociales de la realidad social brasileña.

Para todos los países de la región, ha sido muy importante el conteo de la población afrodescendiente como demanda política de reconocimiento que van empatadas con la demanda de políticas públicas que combatan la desigualdad social, económica y política. Les invitamos a conocer otras referencias y reflexiones en América Latina.

Texto tomados del Proyecto: “Hacia la inclusión de las personas afrodescendientes en el Censo 2020 de México”. Emiko Saldivar, PI y Erika Arenas, Co-PI. Universidad de California, Santa Bárbara.

Más información en: https://censomx.wordpress.com/